El Viernes nos fuimos a Puerto Escondido. Aunque el viaje no era lo más agradable, los paisajes que pasamos eran hermosos y se veía mucha de la naturaleza como los árboles, montañas y varios pueblos calmados. Al llegar a Puerto en la noche, se puede ver el ambiente de la gente. La variedad de la gente es algo impresionante. Por ejemplo, hay muchos extranjeros que vienen a surfear, pasar las vacaciones, o conocer varios lugares. La playa es hermosa. al despertarme, en la mañana fuí a caminar en la playa. Durante nuestro tiempo allí, tuvimos la oportunidad de desayunar y cenar en lugares deliciosos, aprender a surfear, andar en lancha, nadar en el oceano, la playa y relajarnos en los asientos de la playa que estaban bien cómodos. Aunque nunca había surfeado, los maestros/entranadores de surf nos ayudaron a todos para que nosotros podamos tener la mejor experiencia posible. Este paseo fue muy relajante, y uno se siente que se relaja todo el cuerpo y libra sus pensamientos de muchas cosas. Lo que hay que tener en cuente es de que en Puerto Escondido, hace mucha calor y está bien húmedo. Así que hay que ponerse mucha crema del sol para seguir divirtiendote en Puerto. Además, hay muchos bares, y lugares para bailar en la noche en donde puede ser muy divertido con amigos o haciendo nuevos amigos. Antes de irnos compré unos recuerdos de Puerto como camisetas y un amulet para recordarme del buen rato que pase.

Adios, los dejo con una foto que tomé

Juan

View Programs